Coleccionador de casi todas las ediciones de 5 metros de poemas

Ediciones
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

"Según algunos, soy el poseedor de la mayor cantidad de ediciones de este libro innovador en el Perú". Afirma, Orlando Granda, quien cuenta practicamente con casi todas las ediciones que se han publicado hasta hoy.

 

Coleccionador de casi todas las ediciones de 5 metros de poemas

                                                                

Coleccionista 3

 

"Voz de ángel rosa recién cortada"

                                                                         — Carlos Oquendo de Amat

Otro regalo que me alegró mucho fue el que me hizo mi hermano Paco: “5 metros de poemas” de Carlos Oquendo de Amat (Lluvia editores, noviembre de 2018). Libro vanguardista, el único que publicó el poeta puneño en 1927 (aunque parece ser que recién circuló en 1928). ¿Es que acaso no tenía el libro? ¿Recién lo iba a conocer? Todo lo contrario, es el libro de cual tengo la mayor cantidad de ediciones, en total doce. según algunos, soy el poseedor de la mayor cantidad de ediciones de este libro innovador en el perú.  

 

 

1 Edición original5 metros de poemas” es lo que se denomina un libro-objeto, desplegadas sus páginas a manera de cinta, esta mide aproximadamente cinco metros. El título (y todo el libro) sería una crítica sutil al capitalismo (al consumismo) donde todo se podría vender, incluso la poesía. De ahí que la larga cinta que conforma el cuerpo del libro podría referirse también a una cinta métrica de esas que solían emplear los carpinteros. Pero el libro está también está relacionado al cine, todo el poemario sería una sesión paródica de cortos cinematográficos donde cada poema bien podría ser un cortometraje (incluso hay una página que dice 10 minutos de intermedio) que ejercería con humor y ludismo su sutil crítica. Menciono al cine, pero obviamente hablamos del cine mudo cuya magia conquistó entonces el interés de Carlos Oquendo de Amat (de Xavier Abril, de Enrique Peña Barrenechea, de Martín Adán), del mundo entero. 

Es curioso, pero en un inicio no fue propósito mío coleccionar las ediciones de este maravilloso libro. Estos fueron llegando muchas veces de manera casual, me topaba con una u otra edición en librerías de viejo, en algún quiosco eventual, en algunas librerías hoy desaparecidas. Las últimas ediciones sí, debo reconocer, las he ido buscando. ¿Tiene alguna finalidad este afán? Por ahora poseerlos (y leerlos, mejor dicho, releerlos) y en algún momento donarlos a algún centro cultural que ojalá llevara el nombre de Oquendo y quede como material bibliográfico de su biblioteca y que sus visitantes vean todas las ediciones de este libro único.  

 

 

 

 La primera vez que vi este libro fue en2 Ed. Decantar la mítica librería El caballo rojo. Era la edición de Petroperú del año 1980. Recuerdo que tomé el libro, lo revisé rápidamente y lo dejé en el mismo lugar. Luego me arrepentiría, pues por más que lo busqué, nunca pude encontrar un ejemplar. Un tiempo después, allá por el 83, hallé en la librería de viejo del señor Muñoz, que se encontraba en la cuadra 8 de jirón Azángaro, una edición pequeña que respetaba el formato del libro aunque no reproducía la carátula, era la segunda edición del poemario, 42 años después, de Editorial Decantar de 1969. El libro es pequeño pero tiene grandes errores (por ejemplo, altera el orden de los poemas).

  

 

3 Ed.Munilibros 3Corría el año 1986, yo regresaba de visitar el convento de los Descalzos, en el Rímac, cuando en la plazoleta donde se encontraba el monumento a Francisco Pizarro, ubiqué un quiosco de la Municipalidad de Lima que vendía ejemplares de una edición facsimilar del poemario, aunque en edición más pequeña. ¿Su valor? S/. 10 intis. Compré dos ejemplares que hasta hoy conservo. Esta edición corresponde a la colección de Munilibros 3, estaba auspiciada por la Municipalidad de Lima Metropolitana cuando el alcalde era Alfonso Barrantes Lingán, el popular “Frejolito”. Acompañaba al libro un cuadernillo con unas palabras de Alberto Tauro y los cuatro poemas sueltos que hasta entonces se conocían.

 

 
4 Vuelta a la otra margenAños después, aún en la década de los 80, hallé en la desaparecida librería El Sótano, que se ubicaba en una esquina de la Plaza San Martín, un libro que recoge todos los poemas del libro de  Oquendo, aunque sin respetar su formato y los cuatro poemas sueltos, me refiero a “Vuelta a la otra margen” (selección de Mirko Lauer y Abelardo Oquendo que recoge también poemas de César Moro, Martín Adán, Emilio Adolfo Westphalen, Jorge Eduardo Eielson, Leopoldo Chariarse), una edición de la Casa de la Cultura de 1970.

 

 

 

 

Voz de Angel.jpgEn abril del año 1991, compré en la pequeña y ya desaparecida librería Germinal (que funcionaba en la calle Tambo de Belén) una edición de “5 metros de poemas” que incluía poemas sueltos publicados en revistas de la época. Me refiero al libro titulado “Voz de ángel / Obra poética completa”, una edición (que respeta el formato del libro, pero no el tamaño original) publicado por Editorial Colmillo Blanco del año 1990. Obviamente, quien me atendió y vendió el ejemplar fue la siempre recordada amiga Virginia Vílchez.

 

 

 

 
URicardo PalmaA partir de aquí, ya los libros que vinieron fueron producto de una búsqueda. Como sucedió catorce años después, mes de julio del año 2005, en que realicé un largo “viaje” desde  Barranco  hasta las instalaciones de la Universidad Ricardo Palma (Surco), para comprar la entonces reciente edición facsimilar de “5 metros de poemas”, este sí del mismo tamaño del de la primera edición. Era el primer ejemplar idéntico al del año 1927 que tenía en mi poder. ¿Su precio? Pues S/.20 soles, una bicoca.

 

7 ed ContraculturaDiez años después, la librería Contracultura había abierto un local en la cuadra cinco de la avenida Grau de Barranco. Días previos a la Navidad fui a hacer unas compras. Allí halle una edición de “5 metros de poemas” del cual ya estaba enterado. Es una edición que reproduce el formato aunque no el tamaño, la carátula esta intervenida. Los poemas están tipeados en una vieja máquina de escribir (quiero pensar en una Underwood). El libro al que hago referencia es una edición de la misma librería, del año 2013.

 

 

 

 

8 Ugly DuclingAl año siguiente, agosto de 2016, compré una edición bilingüe de “5 metros de poemas” en la librería Inestable de Carlos Carnero. Es una edición estadounidense: “5 Meters of Poems”, Lost Literature Series, Ugly Duckling Presse, Brooklyn, Nueva Yory, 2010. La traducción fue realizada por Alejandro de Acosta y Joshua Beckman. El libro está impreso por ambos lados, la cara principal en inglés y el reverso en castellano, incluye también los cuatro poemas sueltos. Es una edición que replica en formato y tamaño al original. 

 

En abril de 2017 compré en la desaparecida librería La Libre de Barranco, una edición con el título de “5 metros de poemas y otros textos” de la Colección La Fuente Escondida de la Biblioteca Abraham Valdelomar, Ica, 2012. El libro, por cierto, contiene el poemario sin reproducir el formato, también los clásicos cuatro poemas sueltos y otros descubiertos en el transcurso, a ellos se añade dos prosas: “Nueva crítica literaria” y “Alberto Hidalgo. Los sapos y otras personas”. El libro tiene una presentación de Sylvia Miranda.

A mediados del año pasado, compré a través de Facebook dos ediciones del poemario. El primero de ellos, una edición cuyo título es “5 metros de poemas” que pertenece a la colección El Manantial Oculto N° 27, auspiciada por el Rectorado de la Pontificia Universidad Católica del Perú, del año 2002. Esta colección dirigida, como la anterior (La Fuente Escondida), por Ricardo Silva-Santisteban, reproduce el poemario (no el formato), poemas sueltos y las dos prosas anteriormente mencionadas. Viene acompañada de una presentación de Daniel Salas Díaz.

El segundo ejemplar de esa compra fue el de Ediciones Copé, Petróleos del Perú, por fin, treinta y siete años después en mis manos. En realidad esta es la tercera edición de “5 metros de poemas” y la primera idéntica al de 1927; es decir, cincuenta y tres años después se pudo contar con una edición que, en la medida de lo posible, siempre debe conservar su formato y tamaño, pues en este libro visual, lúdico, nada está al azar: la distribución espacial de sus versos, la diversidad tipográfica, la sensación de movimiento a través de sus páginas desplegables que nos remonta a una cinta de celuloide: en este poemario todo tiene un porqué, nada es gratuito.

Este año que va acabando también tuvo agradables sorpresas. En junio conseguí la bella edición intervenida de la Máquina Purísima del año 2014, dirigida por la poeta Cecilia Podestá. ¿Cómo llegó a mis manos? Alguien, cuyo nombre me reservo, me vendió el ejemplar de esta edición agotada. “Con tanto libro, ya no hay sitio en casa”, me dijo. Y bueno, ahora forma parte de la colección.

Y como lo mencioné al iniciar esta entrada, hace tres días me obsequiaron por Navidad la edición reciente e intervenida de Lluvia Editores. Una edición bella e impecable, salvo por un error: en la solapa del libro hay un dibujo basado en una fotografía de alguien que definitivamente no es el poeta Carlos Oquendo de Amat. Es un error que se viene repitiendo, lamentablemente. Pero es una bellísima edición.

A pesar de las varias ediciones que poseo, no las tengo todas (partiendo del hecho que sería un imposible conseguir un ejemplar de la primera edición), entre ellas hay algunas traducidas al inglés, al italiano. Según mi amigo, el poeta Omar Aramayo, incluso hay una edición en japonés que no conozco, pero si él, oquendiano de corazón, lo dice, le creo. Este mítico libro se ha editado en México, en España, en Argentina, sé de la existencia de dos ediciones en Puno, ambas pequeñas, la última de ellas se presentó en junio de este año…, en fin, son ediciones que en algún momento espero conseguir.

Por cierto, a diferencia de ciertos fanáticos coleccionistas que ni tocan los objetos de su colección, edición nueva que llega a mis manos es libro que palpo, huelo y leo, que disfruto de su lectura; es decir, me sumerjo complacido en las frescas y transparentes aguas de los versos inmortales del gran Carlos Oquendo de Amat.

Continuará…

Morada de Barranco, 27 de diciembre de 2017.

 (*) Orlando Granda Si bien nací en el Cusco, he vivido desde siempre en Barranco, pequeño territorio junto al mar del que me sé de memoria su paisaje, aunque muchas veces no sepa todos los nombres de sus calles. He tenido el atrevimiento de publicar algunas veces; la última, en 2014. Escribo, es cierto, pero leo más: mi biblioteca es un pequeño orgullo que llevo conmigo y me acompaña desde los dieciséis años cuando decidí empezar a tener una. Aparte de leer, otras pasiones mías son el cine, el vino Oporto, la música, el café, el fútbol, pero mis pasiones mayores son mi esposa y mi hija, mis padres y mis hermanos. Por cierto, soy profesor de Literatura y algunas de las más bellas experiencias las he vivido como tal. Si de algo sirve, tengo mis dudas, diré que soy del signo de Capricornio, amo la música de Johannes Brahms y de The Beatles y mi color preferido es el azul. 

 

 

http://elbbdordelanoche.blogspot.com/2018/12/algunas-ediciones-de-5-metros-de-poemas.html

¡Bienvenido! Inscríbete por email a nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones de noticias, novedades y eventos.