Lejos del mito, lo que sin duda habrá de perdurar son los veintiún poemas que nos legó. Bastó esa pequeña cantidad para encarnarse en uno de los más grandes renovadores de la poesía peruana. Hay quienes le atribuyen una influencia cinematográfica, mientras que otros hablan de surrealismo. Tamayo Vargas cree hallar también algo de creacionismo y ultraísmo, pero sin estridencia. Lo que ocurre es que Oquendo es una especie de filtro estético, un caleidoscopio que permite ver los planos de toda la vanguardia, a la vez que una ruptura con la tradición, así como el hallazgo de un lenguaje original y cosmopolita. 

El presente ensayo data de 1976, publicado en la Revista "Actual" de la Dirección de Cultura y Extensión de la Universidad de Los Andes de Venezuela, y escrito por uno de los primeros biógrafos de Oquendo de Amat: Carlos Meneses.

RDB

"(...) Lo cierto es que Oquendo atendía a quienes requerían de él en el Portal de San Agustín, allí leía mientras caminaba de un lado hacia el otro, sin descanso. Era considerado un sabio por los jóvenes, traía la palabra de Mariátegui, su muerte estaba fresca y los 7 ensayos una novedad. Se sabía a Marx, era un docto en cine como en poesía, y en lengua francesa. Eran muchos los que acercaban, aunque con muchos recelos, su tuberculosis era más famosa que la de Chopin."

 

Arte gráfico RDB

La realidad de la breve estancia de Oquendo en Madrid contrasta con todo lo imaginado por quienes conocían su poesía, algo de sus andanzas por el Perú, pero nada o casi nada de lo que hizo el poeta en Europa. Antes de arribar a puerto francés ya tuvo el primer percance. La policía norteamericana en la zona del Canal de Panamá, lo desembarcó por considerarlo un evadido de la justicia peruana.

 

Se ha enfocado la poesía de Oquendo desde el aspecto cinematográfico. Porque indudablemente estaba muy dominado por este arte. Se le ha descubierto un gran sentido del humor. Sobre todo, se ha mirado a sus poemas amorosos. Considerándole como uno de los poetas más tiernos y lucidos en este aspecto. Pero indudablemente, es en el delirio de una maravillosa ingenuidad donde más destaca. Pocos poetas han creado su mundo particular. Y han seguido fieles a él durante toda su vida. Este es el caso de Oquendo. Tal vez, este es el motivo de que su poesía siga muy fresca. Muy viva.

RDB

"Sorprende que la agitada, dura, aciaga vida de este hombre no haya quedado reflejada en su poesí­a. Lo que se lee en la mayoría de los versos de su deliciosa y alegre obra contrasta con su áspera realidad. No obstante se encontrarán dos o tres poemas que sí­ traducen su angustia o su triste deambular por la vida."  

Descubridor de su tumba sugiere análisis para despejar la sospecha de que no pertenezca al poeta. Responden al escritor peruano que alguna vez insinuó que la tumba sería falsa y que no la certificó.

Plus d'articles...

¡Bienvenido! Inscríbete por email a nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones de noticias, novedades y eventos.